Translate

03.12 Nelson Mandela

NELSON MANDELA: SÍMBOLO DE PAZ Y LIBERTAD

El hombre que cambió el destino de millones de personas en el mundo


A 98 años de su nacimiento Nelson Mandela se hace presente, sigue vigente… la  victoria en su lucha por alcanzar la igualdad, la justicia y los derechos humanos lo llevó a cambiar el destino de millones de hombres y mujeres en África y el mundo, al eliminar la segregación racial conocido como el apartheid.

Nelson Rolihlahla Mandela nació el 18 de julio de 1918 en el pueblo de Mvezo, ubicado en la provincia de El  Cabo, Sudáfrica, su carisma, sus ideas,  sus principios y su espíritu inquebrantable lo convirtieron en un símbolo a nivel mundial de la paz, la democracia y la libertad.

A muy corta edad perdió a su padre, quedando al cuidado de un jefe tribal, circunstancia que  lo alentó a conocer las tradiciones de su pueblo y adquirir conciencia de lo que acontecía en su aldea y en su país. A la edad de 16 años fue elegido para formar parte del consejo tribal.

En 1937, a los 19 años ingresó en el internado Ford Hare para comenzar sus estudios superiores, sin embargo, en 1941 abandonó su aldea debido a la concertación de un matrimonio forzoso y emigró a Johannesburgo, en donde conoció a Walter Sisulu, personaje entrañable que le ayudó a terminar sus estudios e influyó en sus ideas políticas y gracias a él ingresó en el Congreso Nacional Africano (CNA), un movimiento de lucha en contra de la opresión de los negros sudafricanos, también con él, formó la Liga de la Juventud del Congreso, que constituyó el grupo dominante del CNA y cuya línea obedecía a una política nacionalista, antiimperialista y, sobre todo, antirracista.

En 1948 asumió el poder en Sudáfrica el Partido Nacional, que hizo entrar en vigor el régimen del apartheid, sin embargo, años atrás ya empezaba a gestarse el racismo y la discriminación, el triunfo de este partido sólo ratificó y amplió legalmente el sistema de segregación y discriminación social, económica, cultural, territorial  y política, es decir, el “desarrollo separado de cada raza en la zona geográfica que le es asignada”, según la definición oficial.

Influida por Mahatma Gandhi, en 1951 y 1952, la Liga de la Juventud, presidida por Nelson Mandela, organizó campañas de desobediencia civil pacíficas para protestar en contra de las políticas segregacionistas. En 1952 fue elegido para presidir el CNA del Transvaal y a la vez dirigía a los opositores del régimen, situación que lo convirtió en el líder del movimiento para luchar en contra del gobierno. Mandela fue detenido y confinado en Johannesburgo, donde estableció el primer bufete de abogados negros de Sudáfrica.

Después de haber cumplido su condena, en 1955 comenzó a promover la aprobación de la Carta de la Libertad, que planteaba el nacimiento de un Estado multirracial, democrático e igualitario. Sin embargo, el régimen se endureció más y creó siete reservas o bantustanes, territorios marginales supuestamente independientes para confinar a la mayoría negra.

Las políticas represivas, las persecuciones y las matanzas por parte del gobierno, como la matanza de Shaperville, obligaron al movimiento a tomar las armas.  En 1961 Mandela fue elegido secretario honorario del Congreso de Acción Nacional de toda África, el movimiento se enfocaba en atacar instalaciones de importancia económica o de valor simbólico, evitando a toda costa atentar contra vidas humanas. 

Después de viajar por varios países promoviendo la causa africana, fue arrestado y encarcelado, con una sentencia de cadena perpetua, aún así, continúo su lucha tras las rejas, en una situación precaria. El régimen negó todas las peticiones para ponerlo en libertad, su encarcelamiento duró alrededor de 27 años y se convirtió en un símbolo por la lucha de la libertad y contra el gobierno represivo; aún dentro de la prisión, su influencia llegaba a lugares fuera de su país. Debido a un intento de asesinato mal planeado por parte del gobierno, Mandela fue traslado a otra prisión, cuyo aislamiento fue aún peor. Durante los años que pasó en prisión su esposa Winnie simbolizó la continuidad de su lucha.

Ante las presiones y la situación aún más crítica en el país, el presidente Frederik De Klerk tuvo que ceder ante la imposición del apartheid, liberó a Mandela y echó abajo la segregación racial.

En 1990 Mandela fue por fin liberado y se convirtió en el interlocutor principal para negociar el proceso de democratización, su participación en este proceso lo hizo acreedor al Premio Nobel de la Paz en 1993, y en 1994 fue electo Presidente y de inmediato  puso en marcha una política democrática, igualitaria y de reconciliación nacional, ello evitó un mayor derramamiento de sangre, al poner fin al conflicto racial sin llegar a una guerra civil como sucedió en otros países africanos.

La lucha de  Mandela y su victoria quedará escrita en los anales de la historia, al igual que su capacidad para perdonar y reconciliar lo convirtieron en un símbolo de paz y libertad.

DÍA Y PREMIO

NELSON ROLIHAHLA MANDELA

Como uno de los muchos  tributos que recibió  Nelson Mandela tanto en los últimos años de su vida,  como después de su fallecimiento, la Asamblea General de la ONU aprobó el 6 de junio de 2014 la creación del premio Nelson Rolihlahla Mandela, con el propósito de recordar al ex Presidente sudafricano por su “humanidad e integridad” y el ejemplo que dejó al ser capaz de “superar el odio y lograr la justicia”.

También la ONU, en reconocimiento a la grandeza del líder político y social sudafricano, estableció el “Día Internacional de Nelson Mandela” que se celebra cada 18 de julio, el día de su nacimiento.

En una de sus declaraciones, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon reconoció: “sufrió enormes privaciones y dolores por la causa de la democracia y la igualdad. Al final de su largo viaje, murió tranquilo y triunfante, dejando atrás un brillante legado de verdadera paz”.

Sin embargo, la lucha iniciada por Mandela hace varias décadas, deberá continuar pues hoy más que nunca se observa en el orbe: desigualdades, odio, racismo y guerras.

No hay comentarios.: