Translate

06.08.01 La primera Constitución de CDMX

Promulgan la primera Constitución de CDMX

Alfonso Galindo Cano*

Nace estado número 32 con la reforma capitalina

La primera Carta Magna de la capital quedó aprobada el 31 de enero, fue promulgada por el jefe de Gobierno de  la Ciudad de México el 5 de febrero y entrará en vigor el 17 de septiembre de 2018.
El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Doctor Miguel Ángel Mancera, encabezó la ceremonia de la firma del Decreto Promulgatorio de la Constitución Política de la Ciudad de México, en el evento señaló: “Hoy es un día histórico para la Ciudad de México” , también apuntó que con la constitución se define la vocación de la Ciudad de México como ciudad de derechos y libertades.
Mancera Espinosa destacó la trascendencia de contar con la primera constitución de la ciudad  después de casi siete siglos de su fundación. Agregó que ahora, al contar con su Constitución, la capital “está en un nuevo momento de su evolución, en el que ganó un lugar en el República, en la soberanía nacional, en la Constitución Federal; ha definido su nombre: Ciudad de México”.

En los 71 artículos que contiene la nueva Constitución de la Ciudad de México, la nueva Constitución apuesta por ser progresista y de avanzada. En el documento se incluyen derechos civiles y sociales, que pretenden establecer cambios en la vida política y social de la capital del país.

La primera Constitución Política de la Ciudad de México incluye mecanismos de democracia directa, derechos en temas como matrimonio igualitario, derechos sexuales y reproductivos y temas novedosos como el uso medicinal de la mariguana o el derecho a una muerte digna. Este último punto se aborda en el artículo 11, que brinda la posibilidad de que una persona pueda decidir cuándo termina con su vida, plantea el derecho a la “autodeterminación personal y al libre desarrollo de una personalidad”.

En el tema electoral (artículo 31), se determina como causal de nulidad en las elecciones, la compra del voto y la violencia política de género, así como el referéndum y la revocación de mandato. Esta última abre la posibilidad de que los habitantes de la ciudad juzguen si su gobernante continúa o no en el cargo a la mitad de su mandato, para lo cual se requiere de al menos el diez por ciento de las personas inscritas en la lista nominal de electores del ámbito respectivo, este proceso se efectuará una vez y deberá cumplir con dos condiciones: 1) la participación de al menos 40 por ciento de la lista nominal, y 2) que el 60 por ciento esté a favor de la revocación.

Con la reforma política capitalina nació el estado 32 de la Federación y con él una nueva configuración de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. La tarea de redactar las leyes corresponderá a los 66 diputados del Congreso de la Ciudad de México, de los que la mitad serán electos por mayoría y el resto por representación proporcional. Asimismo, se aprueba la reelección de diputados hasta por una vez si son postulados por el mismo partido o coalición en el periodo consecutivo y en el caso de los independientes, deberán mantener este estatus para reelegirse.

En 2018, surgirán las alcaldías con sus respectivos consejos, estos serán el contrapeso del alcalde y se conformarán por diez concejales cuando la demarcación tenga hasta 300 mil habitantes, doce para los que tengan entre 300 y 500 mil habitantes y quince para los que tengan más de 500 mil. En ambos casos serán electos por votación para un periodo de tres años.

En lo que se refiere a poner límites a la corrupción, la constitución establece que los futuros servidores públicos de la ciudad no gozarán de fuero,  tendrán que hacer frente a su responsabilidad penal cuando incurran en la comisión de algún delito (artículo 72). Por su parte, los funcionarios electos o que detenten un cargo público podrán ser sujetos a juicio político, cuando incurran en violaciones graves a la Carta Magna o en manejo indebido de recursos públicos, y destituidos o inhabilitación para ejercer cargos públicos (artículo 71).

Todos los funcionarios tendrán el deber de presentar su declaración patrimonial, fiscal y de conflicto de interés, éstas serán publicadas en los términos de la ley, bajo los principios de transparencia, máxima publicidad y protección de datos personales (artículo 70).

Respecto a los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero, travesti, transexual e intersexual (LGBTTTI), se reconoce en la Constitución capitalina el matrimonio entre personas de la comunidad (artículo 16), también el derecho de los habitantes de la ciudad a que garanticen las autoridades su acceso a internet en espacios como escuelas públicas, edificios gubernamentales y recintos culturales (artículo 13).


* Mtro en Gerencia Pública en el Centro de Investigación y Docencia Económicas A.C.

No hay comentarios.: