Translate

06.08.03 Asesta Trump mandatos como golpes

Asesta Trump mandatos como golpes

Alfonso Galindo Cano*

Demoledor escenario para México con vecino del norte

Desde que inició su mandato, Donald Trump asesta golpes a diestra y siniestra dentro y fuera de su país, dicta órdenes ejecutivas, envía twitts intimidadores o se pelea con los medios de comunicación. Mención especial merece México por tres órdenes ejecutivas que ha emitido el Presidente de los Estados Unidos, la primera sobre la construcción del muro en la frontera entre ambos países, la segunda sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la tercera sobre migrantes.

El muro  
Hace un año, el periodista Bob Woodward (ganador del premio Pulitzer en 1973 por el caso Watergate que derivó en la dimisión del presidente Richard Nixon) preguntó en campaña al Presidente Trump respecto al pago del muro: “Son una nación soberana ¿Cómo se puede convencer a una nación soberana que dice que no quieren pagar, a pagar?” Y agregó: “Si dicen que no, ¿estaría dispuesto a ir a la guerra para pagar por este muro?”,  la respuesta del republicano fue: “Créeme, cuando rejuvenezca a nuestros militares, México no querrá ‘jugar’ a la guerra con nosotros, que te puedo decir, no querrá jugar a la guerra con nosotros”.

El 25 de enero de 2017, el Presidente de los Estados Unidos firmó la orden ejecutiva para la construcción de un muro en la frontera con México. De acuerdo a un informe interno del Departamento de Seguridad Nacional al que Reuters tuvo acceso, el muro que el presidente Donald Trump planea levantar en la frontera de Estados Unidos con México costaría unos 21.600 millones de dólares y tardaría tres años y medio en construirse. El reporte muestra que el gobierno de Estados Unidos ha comenzado a solicitar exenciones a leyes, trabajar con contratistas y la planificación de las compras de acero para el proyecto.

Aunque parezca imposible de creer, Cementos Mexicanos S.A. de C.V (Cemex) está en primera línea para suministrar el cemento con el que se construirá el muro, de concretarse, será un negocio muy jugoso para el Sr. Zambrano y sus socios, y sin duda su peor error, ya que con ello perpetuarán la ignominia en contra del pueblo de México.

El reporte del Departamento de Seguridad Nacional dice que se piensa en tres etapas para la construcción del Muro: la primera etapa cubriría unos 42 kilómetros desde San Diego, California hasta Laredo en Texas. La segunda fase abarcaría 242 kilómetros desde Laredo hasta el Paso Texas. La tercera abarcaría una zona que no se detalla de 1728 kilómetros.

TLCAN
Lo anunció durante su campaña y el 23 de enero firmó la  orden ejecutiva que pondrá en marcha el proceso para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Los expertos mencionan que hay temas como la protección de la información, los crímenes cibernéticos y el comercio electrónico, que deben revisarse y que los acuerdos sobre el medioambiente y los derechos laborales también podrían mejorarse. En tanto que otros comentan que quizá el TLCAN se transforme en acuerdos bilaterales separados con Canadá y Estados Unidos.

El problema para México en una confrontación con su vecino del norte, es la enorme asimetría de la relación bilateral. En caso de que los Estados Unidos decidieran dar por concluido el TLCAN,  se verían afectados seis millones de empleos estadounidenses que dependen de las exportaciones a México, de acuerdo a funcionarios mexicanos, pero el escenario para México sería demoledor.
Las exigencias de Tump para continuar con el TLCAN son: uno, eliminar el excedente comercial de  60 mil millones de dólares que se tiene con México y dos, limitar las inversiones por parte de multinacionales estadounidenses en nuestro país. Para ello existen dos opciones, la primera es fijar cupos de importación o que se establezcan requisitos de contenido local, y la segunda abandonar por completo el TLCAN.

Si se opta por la confrontación e incluso se acuerda con los otros dos países la disolución del TLCAN, tendríamos que avanzar sobre la búsqueda de pactar algún tratado comercial con China. De acuerdo a estimaciones de funcionarios del gobierno federal, una confrontación directa con Estados Unidos podría hacer que el dólar se disparara a 40 pesos por dólar.

Inmigrantes
Cerca de once millones de personas que viven sin documentos legales en Estados Unidos, son carne de cañón para la Oficina de Inmigración, para Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) o para la Patrulla Fronteriza. Todos son presuntos delincuentes y con ello se ven amenazadas sus vidas y sus familias. No importa que se tenga permiso para trabajar, se les acusa de ser miembros de una pandilla o haber cometido cualquier delito.

Hemos visto como se arresta a inmigrantes en sus casas, en la escuela de sus hijos o asistiendo a alguna audiencia legal, la política de cero tolerancia arrasa a nuestros connacionales. El inquilino de la casa blanca difama a México llamándolo exportador de violadores y narcotraficantes.
Es el mismo hombre cuya madre viajó a Estados Unidos en 1930, proveniente del puerto de Glasgow, Escocia, “con una visa de inmigrante para tener una residencia permanente"(BBC Mundo); el que menciona que los inmigrantes son una amenaza, cuando son un beneficio; que les quitan los trabajos a los estadounidenses, cuando hacen tareas que ellos no quieren.

No son noticias falsas. Se trata del Estados Unidos de hoy, de este mes, de esta mañana.

*Mtro en Gerencia Pública en el Centro de Investigación y Docencia Económicas A.C.

No hay comentarios.: