Translate

02.07 Recorte al gasto

09.03.2016

RECORTE AL GASTO EN 2016

El pasado 17 de febrero la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció un recorte al gasto público para el año 2016 por un monto de 132.3 mil millones de pesos, equivalente al 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto. Del cual, el Gobierno Federal y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reducirán su gasto en 32 mil 300 millones de pesos y los otros 100 mil millones de pesos tendrán que ser eliminados del gasto de Petróleos Mexicanos (PEMEX). 

Se precisó que del monto a reducir por parte del Gobierno Federal, seis de cada diez pesos corresponderán a gasto corriente, utilizado principalmente para la operación, pago de sueldos, inmuebles y equipos; los otros cuatro pesos, se reducirán del gasto de inversión, sin modificar el presupuesto en las áreas de seguridad, desarrollo social y los proyectos de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y del tren ligero México-Toluca.


SHCP: Recorte presupuestal 2016
En este contexto, la SHCP anunció una reducción de 25 mil plazas de trabajadores eventuales y de confianza que estaban bajo el régimen de honorarios. De los cuales, 10 mil trabajadores dejaran de laborar en PEMEX  y los otros 15 mil del Gobierno Federal.

Asimismo, el Banco de México anunció el 3 de marzo a través de su Gobernador un recorte a las expectativas de crecimiento para el país en este año y para el 2017 a un rango de entre 2.5 y 3.5 por ciento respectivamente, considerando que la expectativa anterior era de entre 3 y 4 por ciento para ambos años.

¿Cómo nos afectan los recortes de la SHCP?

Si consideramos que la economía mundial se está desacelerando, que el gasto de inversión será el más afectado  (72,000 mdp en PEMEX y CFE) y que el consumo interno se verá reducido al eliminar un número considerable de plazas, debemos esperar que se genere un efecto negativo tanto en el crecimiento económico como en la recaudación tributaria.

Este recorte recesivo puede ser el inicio de una serie de recortes al gasto público que paralicen la actividad económica del país y provoquen a mediano plazo efectos negativos en el desarrollo social y retrocesos en la  seguridad pública.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos?

Ante estas circunstancias los ciudadanos debemos exigir al Gobierno Federal por un lado que de forma transparente se mejore la eficacia del gasto público, poniendo énfasis en áreas con grandes bolsas como las que se encuentran  en los presupuestos asignados a las de seguridad pública, educación y salud, utilizando para ello la lógica de presupuestos orientados a resultados.


Por otro lado, es necesario que si se presentan más recortes al gasto en el futuro, se privilegie la reducción de plazas, salarios y prestaciones de los altos funcionarios del Gobierno Federal para que el impacto en la reducción de partidas de servicios personales sea mayor y de esta manera se pueda atender simultáneamente uno de los problemas que se presentan en la Administración Pública Federal, el de tener una gran cantidad de personal de mandos superiores.

No hay comentarios.: